Nutrición y Recomendaciones en Pacientes con Epilepsia.

La epilepsia es una patología que afecta a la población en general y un 70% de los casos responden al tratamiento, se estima que unos 50 millones de personas padecen este trastorno neurológico en el mundo, convirtiéndose en un problema de salud pública, es por esto, que me gustaría compartir este tema.

Conocemos a la epilepsia como una enfermedad cerebral crónica que se caracteriza por convulsiones recurrentes, estos episodios de movimientos involuntarios pueden afectar todo o una parte del cuerpo, en ocasiones se presenta con pérdida del conocimiento, conciencia, control de esfínteres, alteraciones de la visión, audición, gusto y estado de ánimo (OMS, 2019).

Existen dos tipos de epilepsia, la más frecuente es la epilepsia idiopática, la cual aún no se conocen causas aparentes y epilepsia secundaria o sintomática, que se puede presentar, por aspectos como:

  1. Daño cerebral por lesiones prenatales (asfixia durante el parto, bajo peso al nacer).
  2. Malformaciones o alteraciones congénitas (malformación cerebral).
  3. Traumatismos craneoencefálicos graves.
  4. Accidentes cerebrovasculares que limitan la llegada del oxígeno al cerebro.
  5. Meningitis, encefalitis y neurocisticercosis.
  6. Tumores cerebrales (CONAPO, 2019).

Para el tratamiento nutricional, se recomienda una dieta cetogénica, debido a que, la cetosis crónica modifica el ciclo del ácido tricarboxilico, incrementa la síntesis del neurotransmisor GABA (ácido γ-aminobutírico) en el cerebro, limita la generación de especies reactivas de oxígeno y asegura la producción de energia en el tejido cerebral, estabilizando la función sináptica y aumentando la resistencia cerebral a las convulsiones (Escott, 2012).

Una dieta cetogénica se caracteriza por ser alta en lípidos y baja en proteínas e hidratos de carbono, mantiene un estado anabólico y un aumento de las cetonas cerebrales, algunos estudios han arrojado que, con este tipo de plan alimenticio los pacientes con epilepsia presentaron un efecto de control y mejoría (Pedrón, 2009).

De igual manera, un plan de alimentación no estricto, se puede indicar una dieta alternativa con índice glucémico bajo, además se deben tomar en cuenta, las siguientes recomendaciones nutricionales para una terapia adecuada:

  • Indicar un plan de alimentación adecuado para la edad y la actividad física del paciente.
  • Preferir los triglicéridos de cadena media (TCM), ya que se metaboliza y absorbe más rápido y tiene mayor efecto cetogénico.
  • Aumentar la ingestión de líquidos, en caso de hiperuricemia o hipercalcemia.
  • Limitar el consumo de té, cafeína, bebidas de cola y alcohólicas.
  • Prevenir y corregir deficiencias nutricionales por el uso prologado de anticonvulsivos (trastornos de la Vitamina D, calcio y metabolismo óseo).
  • En caso de ser necesario, recomendar suplementos (calcio, vitamina D, ácido fólico, vitamina B6 y B12).
  • Aumentar el consumo de fibra, en caso de estreñimiento.
  • Vigilar posibles problemas cardiacos, la tolerancia de la dieta cetogénica, el crecimiento y mantenimiento óseo óptimo.
  • Manipulación correcta de alimentos y medidas de higiene.
  • Establecer horarios de comida.

Además, se debe vigilar el uso de fármacos durante la terapia nutricional, para prevenir o corregir los efectos secundarios ocasionados, como deficiencias nutrimentales, pérdida de peso, anemia, anorexia, náuseas, vomito, estreñimiento, úlceras bucales, entre otros (Escott, 2012).

Para concluir, como profesionales de salud, es importante conocer la terapia nutricional adecuada para pacientes con epilepsia, llevar a cabo un tratamiento en conjunto con un neurólogo o un epileptólogo, en constante seguimiento y una educación nutricional con el paciente, familia y cuidadores, con el objetivo de reducir los episodios de convulsiones y mejorar la calidad de vida de estos individuos.

Autor: L.N. Diana Carrillo.

Bibliografía:
  • Organización Mundial de la Salud OMS. (20 de junio de 19). Naciones Unidas. Obtenido de Naciones Unidas: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/epilepsy
  • Organización Mundial de la Salud OMS. (2020). Naciones Unidas. Obtenido de Naciones Unidas: https://www.who.int/topics/epilepsy/es/
  • Población, C. N. (14 de febrero de 2019). Gobierno de México. Obtenido de ¿Sabías que…? La epilepsia es un trastorno neurológico crónico que afecta a personas de todas las edades.: https://www.gob.mx/conapo/articulos/sabias-que-la-epilepsia-es-un-trastorno-neurologico-cronico-que-afecta-a-personas-de-todas-las-edades
  • Pedrón Giner, C. (2009). Epilepsia y alimentación. Dietas cetogénicas. Nutrición Hospitalaria, 2(2),79-88.[fecha de Consulta 13 de Mayo de 2020]. ISSN: 0212-1611. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3092/309226754008
  • Escott, S. (2012). Nutrición, diagnóstico y tratamiento. Barcelona: Wolters Kluwer.