Importancia de la nutrición clínica durante el tratamiento y en el camino hacia la recuperación

La nutrición clínica puede tener beneficios que cambian y salvan vidas, pero muchas personas desconocen el importante papel que puede desempeñar cuando su salud se ve afectada. El estudio de la nutrición y del metabolismo en las personas ha cobrado mayor importancia si se tiene en cuenta que la alimentación ayuda a mantener una buena salud y recuperación eficaz.

En este sentido, una maestría en nutrición clínica en línea presenta los aspectos más importantes e innovadores de la alimentación en el adulto, con una puesta al día de la terapia nutricional de las patologías de mayor prevalencia; así como de la alimentación desde la edad pediátrica incluyendo la fase intrauterina hasta la adolescencia, y las enfermedades en las que la alimentación juega un papel altamente relevante.  

En este artículo te explicamos más sobre qué es la nutrición clínica, para quién es y cómo puede ayudar en momentos clave de la vida, durante el tratamiento y en el camino hacia la recuperación de una enfermedad.

El poder de la nutrición

Una dieta equilibrada proporciona todos los nutrientes clave que contribuyen a nuestra salud y bienestar cotidiano. Nuestro sistema digestivo descompone los alimentos que comemos en nutrientes, como proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales, que necesitamos para mantenernos sanos, activos y fuertes.

Cada vez hay más pruebas que demuestran que la nutrición puede influir en los resultados de salud a corto y largo plazo. La investigación ha demostrado que una nutrición adecuada en el momento oportuno puede marcar una diferencia positiva en nuestra salud y ayudar a vivir la vida al máximo.

La nutrición a lo largo de la vida, durante el tratamiento y en el camino de la recuperación

Un crecimiento y desarrollo óptimos en la infancia son esenciales para la salud y el bienestar a largo plazo. El cuidado nutricional y el control del crecimiento son herramientas importantes para identificar cualquier problema de salud y garantizar que los niños reciban la terapia nutricional adecuada.

A lo largo de la vida, las enfermedades pueden provocar una disminución de la ingesta de alimentos y/o un aumento de necesidades nutricionales, lo que puede dar lugar a una desnutrición relacionada con la enfermedad. Esto puede conducir a la pérdida de peso y especialmente a la pérdida de masa muscular, reduciendo la función física (por ejemplo, la fuerza corporal y la velocidad de la marcha) y la calidad de vida.

Un ejemplo es el cáncer que puede afectar a las personas en cualquier etapa de la vida. Es probable que un paciente con cáncer experimente una pérdida de peso no deseada en algún momento de su enfermedad. Se ha demostrado que garantizar que los pacientes con cáncer reciban la nutrición que necesitan para alcanzar y mantener el peso corporal adecuado mejora los resultados del tratamiento. Igualmente, a medida que envejecemos, la atención médica adicional, incluida la nutrición clínica, puede ayudar a los adultos mayores a mantenerse independientes el mayor tiempo posible.

Qué es la nutrición clínica

La nutrición clínica es una forma eficaz de ayudar a resolver las insuficiencias nutricionales, cuando los pacientes no pueden satisfacer sus necesidades nutricionales diarias con los alimentos normales.

Utilizada bajo supervisión médica, la nutrición clínica suele ser una parte fundamental del tratamiento, además de la medicación, la cirugía y/o la dieta y el estilo de vida. Esta puede ser una solución a corto o largo plazo, en función de las necesidades nutricionales individuales.

¿Para quién es la nutrición clínica y por qué?

La enfermedad puede afectar de muchas maneras nuestra capacidad de ingerir los alimentos que necesitamos. La pérdida de apetito, los cambios en el gusto o la incapacidad para tragar son sólo algunos ejemplos que experimentan los pacientes. Además, la enfermedad puede provocar un aumento de las necesidades nutricionales.

La nutrición clínica puede ayudar a los pacientes de todas las edades a solucionar las insuficiencias nutricionales por una afección o enfermedad (por ejemplo, la epilepsia, el cáncer o el Alzheimer) debido a un trastorno metabólico genético o una alergia, en cuyo caso no se tolera o metaboliza un nutriente esencial (por ejemplo, alergia a la leche de vaca, un trastorno metabólico hereditario) por la incapacidad de comer o tragar (disfagia) por condiciones de envejecimiento, como la pérdida de peso, la disminución de la masa muscular (sarcopenia) y la fragilidad (reducción de la fuerza corporal).

¿Cuándo se debe considerar la nutrición clínica?

A lo largo de la vida, nuestras necesidades nutricionales cambian constantemente y, en determinados momentos, puede resultar difícil obtener una cantidad suficiente de los nutrientes que necesitamos sólo con la dieta habitual. En estos momentos críticos, los médicos, dietistas u otros profesionales de la salud pueden prescribir o recomendar la nutrición clínica.

La nutrición clínica debe utilizarse bajo supervisión médica. Si estás interesado en saber si puede ser adecuada para ti habla con un profesional sanitario.

REFERENCIAS

  1. Thiesemann, R.. (2016). Importance of Clinical Nutrition in Therapy to Older Adults. 10.1007/978-3-319-43099-7_29.
  2. Cardenas, Diana. (2015). What is clinical nutrition? Understanding the epistemological foundations of a new discipline. Clinical Nutrition. 11. 10.1016/j.clnesp.2015.10.001.
  3. Kelly A. Tappenden, Beth Quatrara, Melissa L. Parkhurst, Ainsley M. Malone, Gary Fanjiang, Thomas R. Ziegler. (2013) Critical Role of Nutrition in Improving Quality of Care: An Interdisciplinary Call to Action to Address Adult Hospital Malnutrition. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. Volume 113, Issue 9, 1219-1237. ISSN 2212-2672. https://doi.org/10.1016/j.jand.2013.05.015.