ENTENDAMOS LA BIOIMPEDANCIA EN COMPOSICIÓN CORPORAL

La Bioimpedancia (BIA) es una de las técnicas más utilizadas para poder conocer la composición corporal de los pacientes, ya que es un método rápido, no invasivo y de gran gusto por los profesionales de la salud como nutriólogos, médicos, enfermeras, etc., pero es importante saber cómo es el funcionamiento de esta tecnología para saber utilizarla correctamente

Conocemos por BIA a la capacidad de los tejidos de presentar una resistencia al paso de la corriente eléctrica, esta oposición depende de la concentración de agua de los tejidos y a la dimensión de estos. La BIA asigna valores cuantitativos a los distintos componentes corporales cuya suma es igual al peso del paciente. Los componentes corporales están formados por cuatro elementos: agua, proteínas, minerales y grasa. El Análisis de Composición Corporal significa determinar la cantidad de cada componente corporal y su proporción en el organismo. Para poder determinar la cantidad de cada componente es importante conocer algunos términos para lograr el entendimiento de cómo es que se hace la medición.

Partamos de que la impedancia corporal (Z) está en función de 2 componentes o vectores: resistencia (R) y reactancia (Xc). Estos 2 vectores estarían de acuerdo a la ecuación Z2 = R2 + Xc2.

La R representa la resistencia de los tejidos al paso de una corriente eléctrica y Xc es la oposición adicional debida a la capacitancia de esos tejidos y las membranas celulares, y estos valores dependen de la frecuencia de la corriente eléctrica. La reactancia se debe al efecto eléctrico de la carga ofrecida durante períodos cortos, por el componente lipídico de las membranas de la masa celular.

La resistencia es proporcional a la longitud del cuerpo e inversamente proporcional al área de sección como los segmentos de tronco y extremidades. Por ello, un cuerpo largo tendrá una gran resistencia en relación con uno más corto, y un cuerpo con un área de sección pequeña tendrá una resistencia menor

Los resultados de la impedancia se basan en modelos matemáticos teóricos y ecuaciones empíricas. Una buena parte de los equipos que encontramos en el mercado trabajan a una frecuencia de (50 Khz), a esta frecuencia podemos conocer el agua corporal total, masa libre de grasa, y masa grasa y parámetros derivados como nivel de grasa visceral, tipo de cuerpo, masa ósea, etc.

Tenemos que tener en cuenta que pequeños cambios en la composición corporal actúan como un indicador del estado de salud. Si en el organismo ocurren situaciones fuera de lo normal, mediante el análisis se pueden detectar, y basándose en el diagnóstico, se pueden prescribir tratamientos personales y oportunos, esta tecnología debemos aprovecharla.

A continuación, te dejo algunas recomendaciones para el correcto uso de los impedanciometros:

– No haber realizado ejercicio físico intenso 24 horas antes.

– Orinar antes de las mediciones.

– Medir el peso y la talla en cada evaluación.

– Correcta posición de los electrodos.

– Los brazos y las piernas deben estar separados del tronco.

– Retirar elementos metálicos.

– Evitar la medición en mujeres que estén en periodo menstrual

-Ayuno de alimentos 2 horas previas a la prueba

Como conclusión final, se considera que la BIA es un método aceptado para la estimación de la composición corporal, pero es de suma importancia seguir las recomendaciones previas a la prueba para que esta sea confiable y reproducible, para poder conocer los cambios obtenidos.

Recuerda tomar en cuenta los valores que quieres medir en tus pacientes para elegir correctamente el equipo que cumpla con tus necesidades, cualquier duda que tengas, no dudes en escribirnos.

La Bioimpedancia (BIA) es una de las técnicas más utilizadas para poder conocer la composición corporal de los pacientes, ya que es un método rápido, no invasivo y de gran gusto por los profesionales de la salud como nutriólogos, médicos, enfermeras, etc., pero es importante saber cómo es el funcionamiento de esta tecnología para saber utilizarla correctamente

Conocemos por BIA a la capacidad de los tejidos de presentar una resistencia al paso de la corriente eléctrica, esta oposición depende de la concentración de agua de los tejidos y a la dimensión de estos. La BIA asigna valores cuantitativos a los distintos componentes corporales cuya suma es igual al peso del paciente. Los componentes corporales están formados por cuatro elementos: agua, proteínas, minerales y grasa. El Análisis de Composición Corporal significa determinar la cantidad de cada componente corporal y su proporción en el organismo. Para poder determinar la cantidad de cada componente es importante conocer algunos términos para lograr el entendimiento de cómo es que se hace la medición.

Partamos de que la impedancia corporal (Z) está en función de 2 componentes o vectores: resistencia (R) y reactancia (Xc). Estos 2 vectores estarían de acuerdo a la ecuación Z2 = R2 + Xc2.

La R representa la resistencia de los tejidos al paso de una corriente eléctrica y Xc es la oposición adicional debida a la capacitancia de esos tejidos y las membranas celulares, y estos valores dependen de la frecuencia de la corriente eléctrica. La reactancia se debe al efecto eléctrico de la carga ofrecida durante períodos cortos, por el componente lipídico de las membranas de la masa celular.

La resistencia es proporcional a la longitud del cuerpo e inversamente proporcional al área de sección como los segmentos de tronco y extremidades. Por ello, un cuerpo largo tendrá una gran resistencia en relación con uno más corto, y un cuerpo con un área de sección pequeña tendrá una resistencia menor

Los resultados de la impedancia se basan en modelos matemáticos teóricos y ecuaciones empíricas. Una buena parte de los equipos que encontramos en el mercado trabajan a una frecuencia de (50 Khz), a esta frecuencia podemos conocer el agua corporal total, masa libre de grasa, y masa grasa y parámetros derivados como nivel de grasa visceral, tipo de cuerpo, masa ósea, etc.

Tenemos que tener en cuenta que pequeños cambios en la composición corporal actúan como un indicador del estado de salud. Si en el organismo ocurren situaciones fuera de lo normal, mediante el análisis se pueden detectar, y basándose en el diagnóstico, se pueden prescribir tratamientos personales y oportunos, esta tecnología debemos aprovecharla.

A continuación, te dejo algunas recomendaciones para el correcto uso de los impedanciometros:

– No haber realizado ejercicio físico intenso 24 horas antes.

– Orinar antes de las mediciones.

– Medir el peso y la talla en cada evaluación.

– Correcta posición de los electrodos.

– Los brazos y las piernas deben estar separados del tronco.

– Retirar elementos metálicos.

– Evitar la medición en mujeres que estén en periodo menstrual

-Ayuno de alimentos 2 horas previas a la prueba

Como conclusión final, se considera que la BIA es un método aceptado para la estimación de la composición corporal, pero es de suma importancia seguir las recomendaciones previas a la prueba para que esta sea confiable y reproducible, para poder conocer los cambios obtenidos.

Recuerda tomar en cuenta los valores que quieres medir en tus pacientes para elegir correctamente el equipo que cumpla con tus necesidades, cualquier duda que tengas, no dudes en escribirnos.

  • Autor:  L.N. Yolitzin Paniagua.
REFERENCIA

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-andaluza-medicina-del-deporte-284-articulo-la-bioimpedancia-electrica-como-metodo-X1888754611937896