Cambios de Alimentación en el Adulto Mayor

En esta ocasión hablamos de un sector muy importante de la población los adultos mayores (12.5 millones personas mayores de 65 años equivalente al 10,4% de total de la población nacional) cada uno de nosotros tenemos algún vínculo con ellos ya sea familiar, laboral o social .

Para la Organización Panamericana de la Salud – (OPS), se entiende como adulto mayor a toda persona de 65 años o más, la cual se encuentra en una etapa con presencia de deficiencias funcionales, como resultado de cambios biológicos, psicológicos y sociales, condicionados por aspectos genéticos, estilos de vida y factores ambientales.

Envejecer se constituye en un proceso cambiante tanto a nivel fisiológico como social. Todos en algún momento llegaremos a esta etapa natural de la vida o convivimos muy de cerca con algún adulto mayor, es por esto que debemos conocer los cambios que tenemos que considerar para tener una optima Nutrición y con ello mejor la calidad de vida.

Algunos de los cambios que el adulto mayor experimenta o experimentará, pueden ser modificados por los patrones de alimentación y el estado nutricional, estos cambios de dividen en:

  • Factores FÍSICOS como problemas de masticación, salivación y deglución, discapacidad y minusvalía, deterioro sensorial, hipofunción digestiva.
  • Factores FISIOLÓGICOS como disminución del metabolismo basal, trastornos del metabolismo de hidratos de carbono de absorción rápida, cambios en la composición corporal, interacciones fármacos – nutrientes, menor actividad física, soledad, depresión, aislamiento y anorexia.
  • Factores PSICOSOCIALES : pobreza, limitación de recursos, inadecuados hábitos alimentarios.

Los factores fisiológicos  ya mencionados determinan o condicionan el consumo de alimentos y el estado nutricional de esta población.  La mayoría de ellos disminuyen la fuerza de contracción de los músculos de masticación y pierden progresivamente algunas piezas dentales debido a caries no tratadas o a enfermedades periodontales, también muy a menudo, se ven alterados los umbrales olfatorios, la vista  y  gusto, las minusvalías disminuyen la capacidad para su cuidado personal y en muchas ocasiones no cuentan con una persona que se encargue de su alimentación o de su cuidado.

Para los adultos mayores o sus cuidadores el aspecto de la alimentación llega hacer un tema confuso y con algunas complicaciones, es por esto que te sugiero el siguiente DECÁLOGO DE ALIMENTACIÓN  DEL ADULTO MAYOR para facilitar el cómo llevar una correcta alimentación y facilitar este proceso:

  • La dieta saludable ha de ser variada, equilibrada y moderada.
  • Es aconsejable realizar al menos cuatro comidas al día, tomando menores cantidades de alimentos en cada una y procurando especialmente que las cenas sean menos copiosas.
  • Se recomienda un consumo de proteínas de 1-1,25 g/kg. de peso y día.
  • Los hidratos de carbono deben de aportar un 50-60% de la energía total consumida, principalmente a partir de hidratos de carbono complejos
  • Las grasas deben aportar un 25-30% de la energía total de la dieta
  • Aumentar el consumo de fibra hasta 20-25 g/día.
  • Mantener una ingesta adecuada de vitamina D y calcio.
  • La dieta ha de tener una alta variedad de frutas, verduras y legumbres, por su gran aporte en fibra, vitaminas (antioxidantes) y minerales. El consumo de pescado ha de ser mayor que el de carnes y se pueden tomar de 3 a 4 huevos por semana. El consumo de lácteos ha de llegar a 3 raciones al día
  • Moderar el consumo de azúcar, dulces (menos del 10%) y de sal (menos de 6 g/día), NO excluirlos por completo de la dieta.
  • 10 Beber líquidos a intervalos regulares, aunque no se tenga sed. Preferentemente agua, zumos, caldos, infusiones, etc. Es aconsejable limitar las bebidas estimulantes, carbonatadas y alcohólicas (20- 25 g/día, es decir, 1 vasito pequeño de vino en la comida y en la cena, siempre que no esté contraindicado).

Como conclusión podemos ver que hay varias alternativas para que la calidad de vida de los adultos mayores por medio de una correcta alimentación sea cada vez mejor y las complicaciones que surjan por la edad las podamos afrontar de una forma adecuada y siempre con el apoyo de especialistas.

  • Autor:  L.N. Yolitzin Paniagua
Bibliografía

Alimentación y nutrición saludable en los mayores. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Medirest

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0717-75182006000500006&script=sci_arttext&tlng=e

Inegi encuesta Intersensal 2015